Espacio


El teatro, como cualquier arte vivo, necesita de espacios que tengan las condiciones necesarias para que este teatro sea posible. Centros de investigación y creación que basan su hacer en la búsqueda y en el proceso creador y en la puesta en práctica artesana y regular del arte del teatro. Espacios que vinculen la tradición con la contemporaneidad. Espacios que descentralicen la creación escénica de individuos aislados, y dependientes por tanto de los mismos, y generen equipos artísticos autónomos e independientes con un vasto conocimiento de la tradición artística de vanguardia en la que están inscritos y de todos los mecanismos, artísticos y técnicos, que participan en el complejo arte del teatro.


Por su misma esencia un centro de investigación y creación teatral ha de contener e integrar distintas áreas y niveles que mantengan su autonomía y al tiempo establezcan unos vínculos de relación y comunicación de los que nutrirse entre sí. Así mismo posibilita la máxima utilización de los recursos humanos y económicos y de las infraestructuras disponibles. También tiene capacidad para distribuir los recursos que las distintas áreas generen con el objeto de mantener un equilibrio presupuestario. Se utiliza un modelo de gestión mantenido a lo largo de más de veinte años por la Pajarita de Papel y que siguió funcionando en la puesta en marcha del Teatro de la Puerta Estrecha. Un modelo que rompe con la habitual dicotomía creación-producción y que se basa en que el mismo equipo creador se forme y ocupe los espacios de producción y gestión. De este modo, estas áreas se impregnan y enriquecen permitiendo un diseño general de actuación coherente y sostenible.

En 2009 La Puerta Estrecha trasladó su sede a la calle Amparo 94 después de permanecer durante cinco años en el antiguo local de la calle Cabeza 14. Entre otros, el motivo del nuevo espacio fue el crecimiento del proyecto artístico que hemos experimentado en este tiempo y en la acogida por parte del público y crítica de nuestra propuesta teatral. Con este nuevo espacio se da cabida a este proyecto de crecimiento, desarrollo y consolidación.

La nueva sede cuenta con 285m2 y está distribuida del siguiente modo:
...2 salas totalmente equipadas, multifuncionales, y con aforos de 40 y 60 espectadores.
...espacio independiente para la biblioteca, el centro de documentación audiovisual y centro de publicaciones.
...espacio independiente para exposiciones.
...espacio de oficina y administración.
...ambigú, taquilla, almacén y vestuarios.




Se amplió la programación teatral para adultos de martes a domingo y se abrió la programación de teatro infantil. La existencia de dos salas donde poder realizar los procesos de creación, producción y exposición respondió a dos objetivos concretos: por un lado el mantenimiento, en la sala de mayor aforo, de la programación habitual de jueves a domingo donde seguir mostrando los Espectáculos que podríamos denominar de repertorio pero siempre con la impronta que la compañía pone en todos sus trabajos y que son la base de funcionamiento del teatro; y por otro, en la sala de menor aforo, iniciar una nueva línea de creación y exposición donde investigar y desarrollar un teatro totalmente experimental, donde indagar la contemporaneidad del lenguaje escénico a través de propuestas de alto riesgo, ya sea por los autores o autoras a trabajar, las propuestas escénicas, textuales, dramatúrgicas o actorales y que se llevará cabo los martes y miércoles, ocupando un espacio vacío en las programaciones habituales del circuito independiente, espacio marginal y consecuente con la propuesta creativa. En esta misma sala se ampliará la programación de teatro infantil a todo el año los sábados y domingos.

Es importante señalar que la ampliación y distribución de la programación no responde a criterios de cantidad, sino que además de estar sustentada en unas bases de investigación y creación concretos, se plantea desde el entendimiento y la gestión del teatro, en términos físicos, como “espacio de creación” en su particular y doble faceta de espacio privado en el que un grupo de creadores desarrolla su trabajo artístico y , al mismo tiempo, espacio público donde ese trabajo se muestra y se comparte con todo aquel o aquella que cruza su umbral, completando así el proceso creativo. En este sentido, la creación y mantenimiento de un teatro así entendido, requiere una gestión de sus tiempos, su distribución, incluso su iluminación y decoración, muy cuidadosa e indispensable para mantenerlo “vivo”. Este trabajo se refleja de manera directa en la percepción que se tiene del Teatro de la Puerta Estrecha como espacio artístico sólido y coherente, garantía de rigor y calidad.